NAVIDAD.

Muchos esperamos este día, para compartir en familia, para acercarnos y abrazarnos, aunque más que una tradición, debía ser ésta una costumbre diaria, hagamos de ésta fecha el inicio de un "cada día Te Amo".

Olvidemos enojos, olvidemos rencores, sé que, como diría mi Madre, "en cada cabeza hay un mundo" y cada quien es especial, cada quien tiene sus ideas, cada quien es diferente, sin embargo y a pesar de todo, en cada corazón que abras, siempre latirá el Amor, tal vez haya corazones empolvados, de esos que no dejan salir su alegría y les da miedo amar, o peor aún les da miedo expresar, pero hay corazones tan cálidos que con un soplido los limpian y hacen brillar.

Mi consejo es; que este día no esperes un regalo, Da lo mejor de tí, "si quieres un beso, Da un beso" "si quieres un abrazo, Da un abrazo tú primero" "si quieres que te pidan perdón, pide perdón tú primero" etc...

Mi madre cuando yo era niña, y discutía y me enojaba con mis hermanas, ella nos decía "que alguien tenga prudencia" y yo la tenía, siempre la tenía... un día le dije que por qué yo siempre debía doblar las manos y perdonar, debía hablarles, debía acercarme, cuando ellas no lo hacían, ellas no tenían prudencia!! y me dijo; tú tienes prudencia, eso te hace mejor persona, eso te hace grande, tal vez sea incómodo, pero tus valores crecen y algún día serás recompensada. Ha pasado el tiempo y sé que he tenido grandes recompensas y bendiciones.

Por eso te invito hoy a recapacitar y a hacer las paces, contigo mismo y con todos a tu alrededor.

Jesús no odió a quienes le crucificaron, hasta le pidió a su Padre que los perdonara por ello.

Esta nochebuena abre tu corazón y Ama, La Navidad te recompensará, Bendiciones para todos.



Derechos Reservados 2019 © Letyalegria®