Me fuí...

Dejé la pluma en el escritorio,
caminé hasta la ventana y desde ahí,
miré el cielo, dejando mi mente ir...
para abrazarte y volverte a soñar.

Me fuí al mar de tus ojos,
me fuí al calor de tus manos,
me fuí a escuchar tus palabras,
me fuí queriendome quedar en ti...

Derechos Reservados 1993-2019 © Letyalegria®