Y ahí está...

Amor que duele,
Amor que está,
Anclada la piedra en el río;
Anclado el amor a un suspiro.

Sombras, recuerdos, el viento impregna de amor,
-el todo-, Cómo olvidar cuando se encuentra ahí,
presentándose, latiendo siempre?.

Aferrarse... como caracol a las hojas de las plantas;
Y pensar, que puede ser arrancado y tal vez lastimado,
Pero su gusto es estar atado.

Querer resignarse una vez mas..........
Dejar de amar se dice fácil, mas en el aire perdura
su olor, en las cosas su silueta y en el alma..
un vacío aqueja.

Derechos Reservados 1993-2019 © Letyalegria®