radiante....

miro su rostro a mi lado aún dormido,
la tibieza de sus manos aún me abraza,
la paz que respiro con nada se compara
y el sol me despierta con luz radiante...

su luz de a poco va iluminando,
desplegando alegre y hermosa mañana,
mientras doy un sorbo a mi café,
agradezco a Dios el amor que atesoré.