sombra.

Nace en la sombra tu silueta
desvencijada se deshace ante los recuerdos
esos que llevaron al precipicio mi amor,
el mío porque el tuyo nunca existió.

De a poco te borras,
como nace el alba nublada,
y mis ojos piden tu retirada,
para sentir el alba renovada.

Derechos Reservados 2019 © Letyalegria®