El divorcio y los hijos.

Empezando, cuando unes tu vida a una persona...... te casas pensando que aquella persona es tu todo, es lo que piensas la pareja perfecta.
Antes de eso voy a contarte algo que decía mi madre (muy sabia por cierto) decía cuando te enamores conoce bien a la familia de tu pareja, pues aunque se diga que la familia no se casa contigo, si te estás casando con la familia....

Por qué?
Porque cada individuo está educado de diferente forma, con enseñanzas equivocadas o buenas dependiendo el ámbito de cada quien... yo le preguntaba a mi madre, entonces cómo debería encontrar a mi pareja adecuada, ella me contestó con otra pregunta... ¿qué es lo que quieres para tu vida?.... y terminó con otra...¿qué es lo que no quieres en tu vida?

Analizando esto decía:
¿quieres una pareja que beba, fume, se drogue, no sea responsable?
¿quieres una pareja que no beba, no fume, no se drogue, sea responsable?
Quizás cuando conoces a alguien se nublen muchos aspectos por la emoción del "amor", de ahi la importancia de conocer a la familia, pues si miras que ellos tienen cosas que a ti no te agradan, lo más probable es que aquella persona que dices amar, adquiera esos habitos, y si tu no quieres vivir con esas cosas que para ti son desagradables, lo mejor es que busques alguien mas.

Sé que el enamoramiento en mas de una vez nos hace pensar que aquella persona es perfecta para nuestra vida, hasta que nos damos cuenta que presisamente no podemos vivir con esas cosas que no nos gustan, y que además no podrá ni podremos cambiar.
En más de una ocasión pensamos que por un bello rostro, o físico, o por alguna cualidad, lo es todo para nosotros, sin embargo son presisamente las cosas pequeñas y simples las que hacen o no que nuestra vida sea feliz.
Ahora recuerdo de algún amigo que me decía si buscas un amor y vas a un bar a buscarlo,estás buscando un bebedor... si vas a una playa, un campo a buscarlo, entonces estás buscando alguien que le guste la naturaleza.... reflexionando en esto muy cierto, preguntate entonces que es lo que quieres para tu vida y búscalo presisamente en donde te guste estar...

DIVORCIO E HIJOS....
A pesar de que en muchas ocasiones se nos habla de la unión familiar, de conservar la familia, del amor a los hijos, no podemos evitar el divorcio. A veces aún ante los consejos se cae en errores.
No sé de estadísticas, pero una buena parte de divorcios suceden con enojo de la pareja y esto conlleva a que se distancie a los hijos de alguno de los padres. En pocos divorcios quedan como amigos, y se evitan los distanciamientos..

Si bien es cierto que en estas situaciones quienes sufren mas son los hijos.
1.- cuando son pequeños y no comprenden por qué no pueden tener a sus padres juntos, es una labor muy grande la de los padres si quieren que sus hijos se sientan bien, el de hacer que convivan algunos días con uno y otros días con otro. He aprendido que el diálogo es muy importante con nuestros hijos ya que plantear así sin importar lo que piensen, los hace retraídos y en muchas de las veces rebeldes e intolerables, pero esto solo es una refracción de no permitir que nos den su opinión.

2.- luego cuando sucede la separación en la adolescencia o aún mayores, llega a sucitarse más que rebeldía, incluso los hijos a esta edad acusan a uno u otro de la situación, entonces es más difícil sobrellevar la estabilidad de unos y otros, reitero que la comunicación forma parte esencial de comprender y aceptar el divorcio, los hijos son importantes, no se está solo, y si se habla, puede haber acuerdos.

REINICIAR OTRA VIDA CON OTRA PAREJA Y LA IMPORTANCIA DE LOS HIJOS

Si bien es difícil volver a empezar una nueva vida con otra pareja, ya que de algún modo no se desea caer en los mismos errores, incluso cuando se ha vivido solo por bastante tiempo, los miedos crecen, ya que a veces no sabemos si toleraremos cosas a las que no estamos acostumbrados, o incluso si podremos dejar de hacer cosas que hacíamos, es el reto de comenzar de nuevo....
Sin embargo cuando estamos decididos a formar nuestra vida con alguien porque ya nos replanteamos las mil y una posibilidades de ser felices en su compañía, nos viene de pronto una situación que nos afecta por el cambio que sucede con nuestros hijos...
Cuantas veces sucede que a muchas parejas no les importa lo que piensen y sientan sus hijos?, de ahí se deriva que se pongan rebeldes y busquen malas compañías, o se pierdan, ya que solo gritan de algún modo que ellos también quieren participar..
Es tan fácil y a la vez tan complejo, o mejor dicho se resolvería fácil, pero lo hacemos complejo..
Para explicar esto voy a referirme a la importancia del diálogo con los hijos:
Es común que los hijos queden al cuidado de alguno de los padres cuando ocurre un divorcio, quizás esto haga que de algún modo sean celosos de uno y otro, pero ocurre otra situación aún más difícil, y esa es que los hijos comprendan que los padres pueden volver a vivir en pareja, con otra persona que no sea su padre o madre.
Esto debe conllevar a mucho dialogo con los hijos, cifrando esto en amor, "porque del amor han nacido", y cuando digo esto, ellos dirán que no hay amor debido a la separación, sin embargo es a bien notar que en su momento lo hubo y de ahí su nacimiento.

Citaré un ejemplo:
Cuando me divorcié, un día me dijo mi hija: mamá por que no te casaste con otra persona, y le pregunté por qué?... me dijo: para que fueras feliz.... entonces le contesté, me casé con tu padre porque en ese tiempo le amé y mucho, tanto que por ese motivo nacieron ustedes mis hijos, y fuí feliz en ese tiempo, lo soy ahora y si volviera a tener que vivir lo mismo para tenerlos a ustedes, volvería a casarme con tu padre... entonces ella me preguntó: por qué entonces se divorcian... y le dije: porque ambos no podemos vivir con cosas que hacemos, a tu padre le gusta hacer cosas que no puedo tolerar y quizá el tampoco tolere algunas mías, pero no lo odio y recuerdo con cariño el tiempo bonito con el... mi hija quedó complacida.
Ahora han crecido mis hijos, y después de muchas explicaciones como esta ellos me comprenden.

EN CONCLUSIÓN
Toda persona debe ser feliz, sin embargo como individuos debemos construir nuestra vida cada quien, tomemos en cuenta la importancia de lo que realmente queremos en nuestra vida, seleccionando el amor no solo por el gusto, sino también por las acciones que tendrá en nuestra vida, recordemos que si no podremos tolerar, a la larga se rompe..se divorcia.
Y como personas, ni siendo hijos ni siendo padres podemos elegir la pareja de nadie, como padres nos corresponde tolerar las parejas de nuestros hijos. Por eso al formar su hogar lo deben hacer aparte.
Y aunque la parte mas difícil les corresponde a los hijos, ellos también deben tolerar a las parejas de sus padres, mientras vivan bajo el techo de alguno, ya que deben comprender que la pareja elegida será la que llene de algún modo nuestra vida, y la soledad cuando ellos se vayan.
Un abrazo desde el alma.

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015