50 años.

Como dirían 50 años es mucho o es poco, depende del cristal con que se mire...
Si te miras al espejo y notas los surcos (arruguitas) en tu cara, que se han ido haciendo a través de los años, suceden dos cosas..
1a. Que te sientas viej@, y entonces el cansancio y todos los achaques se vienen encima.
2a. Que tomes con optimismo el cambio, y veas que esos surcos son fruto de las vivencias, de las buenas cosas o malas que has vivido, que son notas de experiencia y madurez, que son el fruto de lograr vivir tánto tiempo, y aún estamos aquí!!!

En algún lugar leí, que cuando te miras viejo, entonces empiezas a morir...
Y puede ser, ya que si vemos a mucha gente que una vez que se jubila o se queda en casa y no tiene algo de que ocuparse, empieza a decir "ya estoy viej@", y de ahi se sucitan, las enfermedades, los dolores, las faltas de todo, y se comienza a decir "antes no... esto", "antes no... lo otro" ó "antes yo podía...".

Evitar las arrugas ante el paso de los años es posible de dos formas:
1a. Cirugía.... jejejeje
2a. Una buena actitud ante la vida, y es ACEPTARSE con todo lo que uno es.

No vamos a regresar el tiempo a los 20 años, mejor disfrutemos de cada día que continúa, y les comento que yo cuando me miro al espejo y veo esas arruguitas, sonrío porque son parte de mis alegrías y tristezas y sé que Dios me ha permitido llegar a tenerlas.
Sin embargo cuando cierro los ojos y me veo por dentro.. sé que aún habita en mí la niña traviesa que me permite juguetear con mi nieto, y cansarme hasta llenar y soy feliz. Sé que habita en mi la adolescente que se enamora, y mira el sol, la luna, las estrellas y todo alrededor tan lindo y con la emoción de siempre vivo cada instante. Sé que habita la mujer madura, que busca arreglo en todo, que tiene soluciones, que tiene consejos.
Pero lo principal.. que no importa si me veo al espejo, o veo hacia mi interior, de cualquier forma tengo amor en mi, y lo que me permite y da fuerzas para continuar es poder brindar ese amor, porque todo es amor, y aqui en mi mano con tu mano está un pedacito. Recuerden que las amarguras nos envejecen aún cuando se es joven.

Y.. Recuerdo cuando fué mi cumpleaños, les comentaba a mis familiares, ya que me gusta cantar tangos, antes yo cantaba un tango que dice:
"Voy camino a los 50, punto y coma de la vida...."
Hoy estoy cantando otro que dice:
"Y 50 años no es nada, y febril la mirada.... upsss creo que decía 20 años no es nada...." jajaja, lo importante es ser feliz a la edad que sea y aceptar sus cambios.

Tengan un abrazo y que nuestro corazón lata siempre joven a pesar de las arruguitas...

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015