Y un día...

Todos los días, la misma rutina, todos los días brindaba lo mejor de ella, todos los días resolvía la vida..... nadie la miraba
Y un día, dejó el mandil, no lavó los platos, dejó de vivir la vida de otros y se fué por el mundo a mirar paisajes, a escuchar los pájaros, a sentir el aire.. y entonces... todos la miraron..
Desde entonces, ella vivió su propia vida..


Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015