Te digo adiós..

Salieron de golpe mis palabras, en mis labios se formó un rictus de impotencia, tristeza, dolor, sin embargo era necesario decírtelo, tenía que terminar el juego macabro que tuviste entre las manos, donde tratabas de manejarme cual títere botándome cuando no conseguías tus aplausos o cuando tenías algo mejor.

Sí, un juego macabro, donde tus intereses prevalecían y yo caía y caía de rodillas por una miga de tu amor o mejor dicho lo que yo creía que era amor, buscaste una esclava en mi, quizás algún tiempo lo fuí, pero quité la venda de mis ojos y comprendí que nunca me amaste tan solo querías usarme, pero el juego se acabó, no más "quizás" o "si te quiero, PERO...".

Te dije adiós, fué duro el golpe que recibí en mi pecho, pero lo prefiero aún ahora, antes de seguir siendo traicionada por ti en el lecho.

No entiendo cómo pude aferrarme a un amor que no existía. Las personas aparentan ser otras ante el mundo, pero desgraciadamente yo tuve que conocer esa parte oscura tuya y ante tu oscuridad gracias a Dios iluminé mi vida, no quiero más tinieblas, no puedo estar con quien no me ama.

No te guardo rencor, porque de alguna manera te amé, mejor aún espero que encuentres lo que buscas y seas feliz.

te digo adiós, te digo ADIOS...

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015