Abrazo... no abrazo.

No me abraces con la altivez
de tu orgullo equivocado,
el amor no es esclavo,
y la frialdad mata otra vez...

Abrázame con la ternura que viene
del fondo alegre de tu corazón,
esa que se siente, que se funde,
ante los latidos de los dos.

No me abraces como dueño de una cosa,
abrázame como si quisieras estar en mi,
no me abraces con dominio ni soberbia,
abrázame con los suspiros de tu alma.

No me abraces con miedo en la oscuridad,
abrázame con razón de amar y verdad,
abrázame con la claridad del sol y el alba
y mira mis ojos cuánto, cuánto te aman...

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015