Corazón.

Se ensombrece la tarde,
el manto nocturno se despliega borrando estatuas,
imágenes, los faros de la calle se vislumbran apenas,
centelleantes, solo algunas estrellas.....
ay amor si hay que llorar, amándo tánto y llorar!!!

Mujer que amas tánto al hombre......
Hombre que te escapas y vuelas......

Nacía suave el alba, trémulo de amor estaba mi ser,
palpitante entre su eterna soledad,
me abrazaba a los últimos vestigios de la noche,
refugiada en el manto de las sábanas,
no quería abrir mis ojos,
para no mirar la luz que filtraba
la hermosa mañana que lucía, era irremediable,
todo se habría de iluminar en unos instantes,
hubiera deseado seguir dormida,
pues así no habría pasado nada aquél día.

Leí su poema, manuscrito perfecto de palabras hermosas,
-conquistó mi corazón-,
hubiese querido arrancarlo de mi pecho,
mas sus puertas abrió aquél hombre,
cómo detener aquél huracán de fuego,
cómo detener las sonrisas que se llevó,
cómo detener mis manos escribirle,
cómo detener mi ser que se entregó...

Y fué la mejor estrella, el mejor sol,
la mejor luz que había alumbrado el camino,
pero a ciegas me dejó.

Ay de mis sueños arrebatados por suspiros,
ay del dolor y mas dolor,
mi pena se acerca al olvido,
y yo con el olvido me voy.

Y te pregunto Hombre... porque disfrutas?,
bebes?, me tienes?, y mañana dices, me voy...
tan lindo que el amor fuera,
si tu me das y yo te doy,
mas egoísta hombre,
que nadie arranca tu puerta,
ni te rompe el corazón.....


Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015