Sin prohibir

No me puedes prohibir que te ame, cuando te presentí desde niña, desde el alba al ocaso mi ser te fué buscando en la niebla y en la luz, con la guardada esperanza de sentir tus brazos, de probar tus besos, de dormir con el latido de tu corazón.

No me puedes prohibir cuando tu mismo deseabas enamorarme, cuando tu cálido beso tembló en mi boca, quedándose en el susurro silencioso de un "te quiero".

No me puedes prohibir cuando en el azul de tus ojos brillaron los míos, y se quedaron ahí prendidos en una sola palabra de amor.

No me puedes prohibir mi amor, no puedes... porque nuestro cielo entonces se va, se rompe, por eso me quedo con tu amor y lo atesoro en mi pecho.

No me puedes prohibir mi amor que te ame, porque yo decidí amarte, porque ya formas parte del sol que ilumina mi vida, de la luna de mis noches, y de ti estoy vestida.


Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015