Te lo dí y lo rompiste...

Ayer me amaste, llenando de luz
mis sentimientos más puros,
recortaste las sombras y pusiste
tu cielo, que llenó mis ojos.

Entonces te ofrecí mi tesoro,
mi corazón llenito de amor por ti,
la alegría prevalecía como un sueño,
sin saber que otro era tu pensamiento.

No tuviste recato en lastimarlo,
no importó que fueras a romperlo,
tu arrogancia y soberbia fueron primero,
nunca sentiste lo que era amarlo.

Te llevaste mis sueños y deseos,
sin importar lo importante que eras en ellos,
antepusiste cosas, que solo son cosas,
esas que nunca llenarán tus ojos.

Te dí mi corazón y lo rompiste,
no importa, tardaré.. pero lo reparo,
te quedaste sin el yo lo guardo,
tal vez algún día te falte... no sé.

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015