La pasión de todos los tiempos.

CRISTO..... GUERRA.... NUESTRO PAIS...

Se ha hablado tanto de la película de "La pasión de Cristo", yo misma he expuesto mi opinión a lo que sentí al verla, sin embargo son muchas las preguntas que nos hacemos después de verla o incluso hay quienes se quedan en "papel en blanco" sin saber que decir.
A lo largo de nuestra vida hemos visto muchas películas con diferentes versiones, hechas en diferentes idiomas, países y con escenografías parecidas, sin embargo todas giran en el sufrimiento que llevó a la cruz a Cristo.

Ahora, cuando ya hemos visto las películas que de alguna manera concientizan, sensibilizan y nos hacen pensar en el bien y el mal........... qué sigue entonces???, es solo mirar?, llorar?, sufrir a la par? y después de un tiempo olvidar?...........
Bueno yo no sé cuál sea la finalidad de cada escritor, director y actores de estas películas, pero a mi conciencia les diré, "La pasión de Cristo, no fue solo eso y en estos momentos, continúa, la estamos viviendo en diferentes formas y con diferentes personas".

Remontando al sentir que sucedió entonces cuando cristo fue lastimado y crucificado...... después de que el cerro estaba lleno de buenos y malos, y que al abrirse la tierra huyeron los mismos, dejando en soledad tan solo a Jesús, María, Magdalena y Juan, qué reflexión miramos de esto?..... que en lugar de afrontar en amor y permanecer sin miedo ante la fuerza, y buscar el mejor aliento de salir adelante en amor como lo hicieren María, Magdalena y Juan, las personas huyen de todo sin saber que huyen de sí mismos, y se pasan la vida huyendo, buscando una "supuesta felicidad" dándose golpes de pecho, o bien tomando a la fuerza lo que les place.

Espero poder explicarme de la mejor manera:
Jesús fue el vivo ejemplo de traición, salvajemente masacrado, ante la impotencia de unos cuantos seres que le amaron incondicionalmente.
A raíz de su muerte se reflejan y se adhieren, infinidades de religiones, las cuales en mi opinión, se han pasado el tiempo en rezos, en congregarse donde aparentemente todos creen y aman a Dios, dentro de los templos podemos observar que la gente se mira y se sonríe, pero al atravesar la puerta de salida, se convierten en extraños, e incluso las perversidades afloran a sus bocas, manos y pensamientos, diríase que deberían seguir encerrados en el templo para ser "buenos"....... Esto solo confirma para mi, que seguimos igual que el día de la crucifixión, donde aparentemente hay miles de personas que aman y sienten a Cristo, pero huyen despavoridas ante cualquier situación.

Y nuestro país México es una muestra clara donde la sangre sigue corriendo, donde el dolor se paga con dolor, donde los gobernantes creen que una metralla seca una flor podrida...

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015