Un día pedí amor y.... llegó!!!

Tuve ilusiones de niña, tuve el sueño de encontrar aquél que formara parte de mi vida con esa magia, con amor sincero, con la luz en los ojos y calor en el alma....

Un día escogí al muchacho que fuera quien pusiera un primer beso en mis labios y supe que no me equivoqué en la elección, fué maravilloso. Ese tiempo que escuché mi corazón y a Dios todo fué bueno.
Sin embargo después los miedos, el alejamiento de Dios y del corazón me dió por consecuencia tener errores compartiendo con otras personas y así me equivoqué y sufría...
Sin embargo Dios seguía y seguía mis pasos, ayudándome a levantar una y otra vez, perdonando cada error y hablándome a diario, aunque yo no le escuchaba...

Un día volvió a mi aquél muchacho que posó sus labios en los míos por vez primera y teniéndome paciencia, me hizo encontrar de nuevo el camino con Dios, hablándome de El, ayudándome a reencontrarme, su alegría empezó a llenar mi vida, entonces me reencontré con el amor, ese que tuve guardado todo el tiempo hasta que regresó.
Dios me dió el amor desde niña, fué un tiempo que no estuvo visible, sin embargo cuando estuve lista me lo devolvió con toda la esencia que necesitaba para vivir.

Nos vamos por el camino guiándonos por resplendores, sin esperar a que pase el reflejo y ver correctamente, solo seguimos creyendo que encontraremos el paraíso, sin embargo el paraíso está muy cerca, está dentro de nosotros mismos...
Cuando entramos a nuestro corazón, entonces podremos ver el amor que Dios nos regala.

Agradezco a Dios haberme escuchado y que en esta vida pueda disfrutar su regalo.

Es hermoso estar enamorado y lo más hermoso es poder compartirlo, es poder contagiar a quien lo desee, a quien también quiera un regalo, a quien quiera encontrarse con... el amor....

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015