A mi madre.

Yo se que he cambiado,
pero no será para mal;
de ti jamás me he olvidado,
lo dijiste y sentí fatal.

Todos mis logros son por tí,
porque tu me has hecho así;
yo se que es un bien para mi,
no lo hubiese logrado sin tí.

Consejos y ayudas me has dado,
y todos los he aprovechado;
tal vez tarde los he demostrado,
pero conforme siempre he quedado.

Dices que tengo madera
de ser igual que tú;
quisiera me respondieras,
con otro amor, ¿me olvidarías tú?.

Yo no soy como soy
solo por querer ser;
sino porque el día de hoy
me enseñaste a querer.

Autor: Nahum

Fecha de creación: 09 de diciembre de 2000
©Derechos Reservados ®2012