Mamá Osa.

Cuentan que la mamá Osa, ama intensamente a sus oseznos, desde el momento que nacen, hasta que cumplen los dos años, ella los vigila, los atiende, les da de comer, los enseña a cazar, los enseña a defenderse, los enseña a cuidarse a sí mismos.

Pero una vez que cumplen los dos años, ella y sus cachorros suben a un árbol, en cuando está arriba, ella baja rápidamente y se aleja sin mirarlos, los abandona... los oseznos chillan y sufren ese momento, sin embargo tendrán que calmarse y buscar la manera de bajarse, para empezar su propia vida, el osezno que llegue a la vida adulta, será el que aprendió mejor las lecciones que le dió su madre..
(no sé el autor)

La lección que esta historia nos da a los humanos es muy clara, los hijos llegado el momento, deben volar y hacer su propia vida... Los hijos que permanecen en el hogar, no dejan vivir a sus padres y ellos mismos no son capaces de vivir su vida.