Nada es más voluble que el corazón de una madre

Dedicado para: Mi hija Reyna.


Hace tiempo, algunos años, tuve diferencias muy fuertes con mi hija Reyna, tan fuertes que nos distanciamos un largo tiempo.
En ese intermedio mi corazón se partía y me dolía el alma, a veces sentía que la había perdido,las noches no eran noches y los días largos interminables y eso era como perder parte de mi ser, sin embargo mi búsqueda cada día no terminaba, y todos los días le pedía a Dios que la hiciera volver. Sé bien que ese tiempo lejos nos sirvió a las dos para reflexionar, madurar y aprender.
Hoy nos llevamos muy bien y el amor vive en nuestro corazón, siento que ahora estamos más cerca una de la otra.
Y quiero decirles que en mi aprendizaje de todo esto, un día recibí de las manos de alguna amiga, el escrito que van a leer, y me ayudó a mirar a Dios con mi alma, y a pedirle su regreso, y hoy sigo dando gracias a Dios.
Y A TI MI HIJA PRECIOSA, GRACIAS PORQUE TE REENCONTRÉ. TE QUIERO MUCHO HIJA Y SIEMPRE ESTARÉ CONTIGO.

Nada es más voluble que un corazón de madre.
Y, como madre, le respondió..
El hijo predilecto, aquél a quien me dedico de cuerpo y alma, es mi hijo enfermo, hasta que sane.
El que partió, hasta que vuelva.
El que está cansado, hasta que descanse.
El que está con hambre, hasta que se alimente.
El que está con sed, hasta que beba.
El que está estudiando, hasta que aprenda.
El que está desnudo, hasta que se vista.
En que no trabaja, hasta que se emplee.
El que está de novio, hasta que se case.
El que se casa, hasta que conviva.
El que es padre, hasta que los críe.
El que prometió, hasta que cumpla.
El que debe, hasta que pague.
El que llora, hasta que se calle.
Y con un semblante bien diferente a aquella sonrisa, finalizó..
EL QUE YA ME DEJÓ, HASTA QUE LO REENCUENTRE.

Añado un párrafo que escuché en alguna historia, cuando una madre se encontraba al borde de la muerte y el hijo apenado por haber dejado de verla y abandonado, se presentó al hospital, y mientras el intentaba pedirle perdón, ella con voz tierna y dulce le decía --------"por qué tardaste tanto"------- y le dió un beso.

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015