El Cáncer...

Dedicado para: Mi amiga Sony.


Hoy quiero compartirles y hablarles de mi amiga Sonia, una mujer a la que he admirado, pero que también me duele su vida y el no haber podido ayudarle antes...

Sonia fué una gran enfermera, era una mujer bajita, delgada, de buen sentido del humor, aunque a veces en su faz había un dejo de tristeza y mil emociones más..
No sé mucho de su vida, porque le costaba hablar de ella, sin embargo nos apreciamos cuando trabajamos juntas, muchas compañeras la queremos, y por ese cariño, llegamos a conocerla.
Ella tuvo una vida difícil desde niña, en su matrimonio no fué muy feliz, cuando enviudó se le vinieron muchos temores, tuvo una hija en la que cifró todas sus esperanzas, se hizo cargo de su padre enfermo hasta sus últimos días, trabajaba sin cesar todas las noches, hacia guardias para poder tener mejor economía y brindar a su hija lo mejor, de noche trabajaba y de día hacía miles de labores,entre atender su casa, su padre, su hija, y los caprichos de la misma, yo me preguntaba muchas veces a qué hora dormía...
Y aunque nos reíamos cuando ella aprovechaba de un segundo para cerrar sus ojos en el trabajo, pues la vencía en cansancio, pienso que me hizo falta charlar más con ella, aunque Dios sabe qué ángel nos pone en el camino, y ahora siento que ella marcó y sufrió su vida porque así lo quiso.
Sony (asi me gustaba llamarle) se jubiló del trabajo en el año 2003, poco tiempo después que yo, recuerdo que ella no quería dejar de trabajar, siempre le preocupaba dar mas de sí misma, pero le detectaron cáncer en hígado, y en poco tiempo se fué acabando, cuando estuvo internada fuí a verla al hospital, su semblante en ese entonces era cadavérico, aunque en sus ojos aún se vislumbraba la Sony que yo conocí, al estar frente a ella, me reconoció y charlamos, otras compañeras estaban ahi, le ofrecimos nuestro amor y cariño, ella a pesar de todo y saber que pronto moriría, conservaba su sentido del humor, nos comentaba que habían ido a verla unos médicos y que les dijo......"cuando esté en el club de las planchadas(así se les dice a las muertas que deambulan asustando en los hospitales) estaré ahi con ustedes ni crean que los dejo", upssss nos miramos unas a otras, y bueno como dicen... genio y figura hasta la sepultura.. ella amaba su trabajo.
Me duele mi querida amiga, porque por desgracia, su hija única no supo apreciar el valor de su madre, aparte se notaba su molestia para atenderla, y sin embargo Sony quería vivir.. decía que otra semana, para poder terminar de arreglar documentos y otros para que no le falte nada a su hija.... no puedo entender que después de todo el amor que le profesó, su hija la haya tratado tan mal o simplemente no haya valorado.

Bueno, haciendo conciencia de su vida y después de leer a Louise Hay, entiendo lo que ha pasado mi amiga Sony, siempre anduvo por el camino más difícil, y creyó que llevaba una cruz muy pesada, pensó que dañándose haría felices a otros, y pagaría culpas que nunca tuvo... Socavó su vida, pensando que habia enviudado porque lo merecía, que debía atender a su padre enfermo y eso era un castigo o bien lo merecía, y que si su hija la trataba mal, es porque así debía ser.
La vida es difícil, a todos nos es difícil, nadie sabemos actuar, debemos aprender, pero no hay porqué dañarnos, no hay por qué herirnos, ni enfermarnos, todo tiene una solución buena, y lejos de daño hay beneficio.
Sony está con Dios, sé que Dios me permitió solamente darle mi cariño, para que supiera que no todo era dolor y que en este mundo también hay seres que nos aman. Ella estuvo siempre equivocada, respecto a sus acciones y pensamientos, se castigó, por eso hoy les comparto este dolor, pero con el fin de que maduremos y miremos de otra forma, y mejor aún más positiva, para no enfermar así.

Aqui les escribo lo que dice Louise Hay en su libro, sobre el cáncer:
El CANCER es una enfermedad causada por un profundo resentimiento guardado durante mucho tiempo, hasta que literalmente, nos corroe el cuerpo. Algo ocurre en la niñez que destruye el sentido de confianza. Esta experiencia nunca se olvida y el individuo vive con una sensación de autocompasión y es difícil para él desrrollar y mantener relaciones significativas a largo plazo. Debido a este sistema de creencias, la vida parece ser una serie de desilusiones. Un sentimiento de desesperanza y desamparo inunda el pensamiento y resulta fácil culpar a los demás de nuestros problemas. Las personas con cáncer también se critican mucho a si mismas. para mi, aprender a amarse a si mismo y aceptarse, constituye la clave para curar el cáncer. Las pesrsonas con cáncer se sienten profundamente ofendidas. Un profundo secreto o dolor les corroe, sienten odio, y que todo es inutil.

Hay una oración que se debe decir todos los días para darse la oportunidad de sanar y es: Con amor perdono y libero todo el pasado. Opto por llenar mi vida de alegría. Me amo y me apruebo.

Queridos amigos, siempre que veamos a alguien enojado o triste, no le permitamos que continúe así, saquémoslos de esos sentimientos hagamos su momento alegre, feliz, contribuyamos a evitar su enfermedad, y demos amor a todo aquél que lo quiera o bien miremos que necesita.
Una palabra de afecto un beso o una caricia, pueden salvar una vida. Aunque quizá llegué tarde a la vida de Sony, espero que mi amistad y cariño le hayan dado un poco de alegría.. a mi amiga.

Autora: Lety Ave

©Derechos Reservados ®1996 - 2015